Call Of Duty: World At War screenshot

Call Of Duty: World At War

Descargar gratis

TRIAL

Tras el éxito de Modern Warfare, COD -la mítica saga de Activision- vuelve a sus orígenes con Call of Duty World at War y esto significa volver a la Guerra entre las Guerras para ponernos en la piel de soviéticos y americanos y su lucha contra las hordas nazis. Los chicos de Infinity Ward vuelven a pasarle el testigo al famoso estudio Treyarch que han sabido guardar todas las mejoras que su predecesor les ofreció y adaptarlas (de nuevo) a un conflicto demasiado manido en los juegos del género.

Una gran ambientación, nuevos y mejorados gráficos y físicas, un aumento considerable en la escala PEGUI (recomendado para mayores de 17 años) y un online cooperativo para cuatro personas, son las nuevas propuestas de una saga que, aunque continua ofreciendo emoción y diversión a raudales, comienza a quedar bastante estancada y con pocos alicientes.

Características de Call Of Duty: World At War

Las características de esta nueva versión son:

  • Totalmente recomendado para los fanáticos del COD de toda la vida
  • Mejora notable en gráficos y físicas
  • Los mapas se vuelven más amplios y menos lineales
  • Modo cooperativo online de hasta cuatro jugadores. Horas de disfrute aseguradas
  • La ambientación es increíble, sobre todo las sangrientas y oscuras campañas rusas. Nos hará sentir en mitad de una guerra de verdad

Para más información acerca de este nuevo lanzamiento puedes visitar la .

Análisis

Durante años, los FPS (First Person Shooter) han hecho un uso excesivo de uno de los conflictos más horrorosos y sanguinarios que ha sufrido la humanidad moderna. Grandes batallas, nombres que quedarán en nuestras mentes para siempre y un conflicto que cambió totalmente el mundo en el que vivimos, no son excusa para -básicamente- repetir un juego una y otra vez con mejores gráficos. El estudio californiano Infinity Ward, se dio cuenta de ello y transformó la mítica saga de guerra, en un conflicto moderno de gran aceptación de crítica y público (COD Modern Warfare), sin embargo Activision (estudio propietario de los derechos de Call of Duty) ha encargado el siguiente título de la saga a Treyarch, para volver a darle el espíritu y señas de identidad en los que se siempre se ha basado la serie. Por lo que volvemos a los años cuarenta, volvemos a tomar las islas del Pacífico y demás ciudades soviéticas y enfilamos nuestras botas hacia Berlín.

En COD World at War, tomaremos el control de varios personajes en dos líneas argumentales diferentes. Por un lado tendremos al soldado Miller, un joven americano que empezará su historia atrapado en un campamento japonés y viendo cómo sus compañeros son brutalmente asesinados a manos enemigas. Por suerte para él (y por ende para nosotros) un batallón aliado entrará en escena y nos salvará en el último segundo, dejándonos la capacidad de vengar a nuestros amigos e instaurar la justicia americana.

La segunda vía argumental estará representada (como no puede ser de otra manera) por Dimitri Petrenko, un soldado del ejército rojo que acaba de cruzar el Volga para adentrarse en la horrible batalla de Stalingrado. El Sargento Viktor Reznov, se convertirá en nuestro compañero y guía para mostrarnos los peligros y dificultades existentes. Durante dieciséis niveles alternaremos ambas historias y batallas, que curtirán nuestro espíritu de soldado y nos llevará hasta el mismísimo corazón del Reich.

En lo referente al programa en sí, observaremos que todo el sistema de juego -como los gráficos- son muy continuistas con el trabajo que maravillosamente crearon los diseñadores de Infinity Ward. Los detalles en personajes y objetos llegan a sorprender bastante, aunque si nos fijamos con precisión veremos que hay más de una repetición de texturas y modelados, siendo bastante complicado diferenciar entre ellos a los soldados alemanes, por ejemplo. Los mapas sí que revolucionan un poco la jugabilidad de la saga y añaden diferentes caminos para llegar a nuestro objetivo. Encontraremos pues diferentes formas de atacar y emboscar al enemigo y no será tan lineal como en anteriores versiones, lo cual disfrutaremos mucho a la hora de abordar el juego online. Los mapas también se amplían en espacio y forma, por lo que muchas veces tendremos que avanzar entre tanques y compañeros, haciendo uso de nuestra orientación para guiarnos y dando esa caótica ambientación de guerra.

Con respecto al uso de armas, World at War no es un juego de la Segunda Guerra Mundial. Sí, tenemos las mismas armas, vamos por los mismos países y territorios, pero las limitaciones propias de la época han dado paso a una sucesión de explosiones, disparos ilimitados y fases donde la apología de la violencia es la única lógica que sacaremos en claro. Las ametralladoras, pistolas y rifles dejarán el protagonismo a los lanzacohetes y lanzallamas con los que necesitaremos avanzar en varias ocasiones por entre las trincheras enemigas. Sí, algunas veces nos quedaremos si munición, pero será más para que intentemos recoger armas del suelo y saquemos el cuchillo a paseo que por clara necesidad táctica.

La IA también ha sido mejorada y con ella sufriremos diferentes tipos de ataques dependiendo de la nacionalidad de nuestro agresor. Los alemanes usarán técnicas lejanas en las que su seguridad será eje primordial. Dispararán, se esconderán y buscarán siempre tiros seguros desde diferentes posiciones, lo que los hará bastante complicados de eliminar. Por el contrario, los japoneses tirarán de código de honor para atacarnos a lo kamikaze. Ya sea tendiendo emboscadas o haciéndose los muertos, saltarán hacia nosotros bayoneta en mano, al grito de “Banzai”. Esto desencadenará un pequeño quick time event (muy parecido al de los perros de anteriores entregas), en el que deberemos estar rápidos para no perder la vida.

Como ya hemos comentado anteriormente, el nivel de sangre y palabras malsonantes se han multiplicado en este juego. Sí, COD ha sido siempre un juego adulto, pero la potencia de los nuevos motores gráficos, unido a una mejora sustancial en cuestiones de sonido, hacen que muchas veces se vea y escuchen cosas de forma bastante explicita, de ahí que el juego este clasificado para mayores de diecisiete años. La ambientación musical se divide entre composiciones de fastuosas orquestas y mezclas electrónicas, que no por extrañas resultan ser erróneas. La banda sonora de este tipo de juegos siempre ha sido territorio de violines y coros, por lo que no disgusta ver nuevas y atrevidas composiciones del tipo étnico, metal o techno. Con respecto a las voces, el juego está totalmente doblado al castellano pero si domináis la lengua de Shakespeare, os recomendamos escuchar los increíbles doblajes de Gary Oldman y Kiefer Sutherland que terminan desmereciendo al español.

Pero lo que, sin duda, más horas de diversión ofrecerá en este juego será su modo multijugador. Siguiendo la línea continuista del título, el modo online no es más que un conjunto de leves mejoras con respecto a Modern Warfare. Treyarch ha sabido mantener todas las bondades del juego de Infinity Ward y añadir lo justo para terminar de redondearlo. Desde un gran empuje a la competición, con marcadores de puntos visibles desde el primer minuto y basados no sólo en la cantidad de muertes, como en su técnica y peligrosidad como puntos extras por mantener la vida, generar explosiones, etc.

Otro de los grandes aciertos se basa en la posibilidad de jugar cualquier misión con hasta tres amigos incluso las fases del modo historia principal. Gracias a la apertura y pérdida de linealidad de los mapas, esta capacidad de juego se antoja como la más divertida. Planificar nuestras estrategias de asalto, emboscar a los enemigos y asegurar perímetros se convertirán en auténtica diversión, según vayamos avanzando en el juego de forma online o a pantalla partida.

Una ver tomemos Berlín y pongamos nuestra bandera en lo alto del edificio del Reich, activaremos una nueva opción de juego basado en zombies. Pensado para aguantar los ataques de las hordas de no-muertos, nos encontramos ante una versión arcade del título que nos dará un extra de jugabilidad en forma de novedad rejugable.

La opinión de PHP Nuke

Vuelve Call of Duty, vuelve la Guerra Mundial y empezamos a pensar que los juegos de Guerra no volverán a sorprendernos. Después de Modern Warfare los amantes de los shooter en primera persona nos frotábamos las manos esperando una segunda entrega, más realista y moderna, que nos permitiese salvar un mundo en el que se nos planteen problemas actuales, así como dilemas morales al uso. Pero volvemos a Alemania y volvemos a jugar a todas aquellas misiones que ya recorrimos, a liberar ciudades que ya defendimos y a disparar a los mismos soldados que ya liquidamos. Y entonces ¿Por qué nos gusta este juego?

Como ya hemos comentado en el análisis, World at War no es más que el increíble Modern Warfare en los años cuarenta. La línea continuista que ha seguido Treyarch, no ha sido más que un acierto y alabanza al gran trabajo de Infinity Ward. El jugador de FPS quiere novedades argumentales, nuevos desafíos y puede que le de igual dónde estos se produzcan, pero necesita un aliciente para volver a cruzar el Volga y no decir: ¿“No estuve aquí hace unos años”?

Este nuevo COD es un juego pensado para el multijugador. Ya sea a pantalla partida o de forma online, los mapas y el estilo de juego están pensados para poner en práctica nuestras técnicas comando y avancemos y protejamos a nuestros compañeros en la Guerra. La cantidad de explosiones y animaciones en pantalla ayuda a la ambientación y a la necesidad de meter al jugador en la locura del campo de batalla, y las mejoras en la IA nos van a proporcionar horas y horas de juego variado.

De nada importa ya que las historias no estén intercomunicadas y el déja vù que viviremos constantemente, este es un título para meter tiros y hacer explotar cosas. No le pidas más porque no lo encontrarás. Un ejemplo claro lo encontraremos en las fases del lanzallamas, donde daremos rienda suelta a nuestros instintos más sádicos. El lenguaje también se ha hecho más zafio y grosero y ciertas escenas mostrarán más de un primer plano de detalle escabroso: esto es la Guerra y no se debe esperar nada menos.

Requerimientos del sistema

Para la descarga de este juego necesitaremos:

  • - Sistema operativo Microsoft Windows XP o superior (no soporta anteriores versiones)
  • - Procesador Intel(R) Pentium(R) 4 3.0 GHz or AMD(R) Athlon(TM) 64 3200+ o superior
  • - Memoria RAM de al menos 512MB siendo necesario 1GB para Windows Vista
  • - Tarjeta gráfica Nvidia GeForce 6600GT o ATI Radeon 1600XT o superior
  • -Microsoft DirectX 9.0c
  • - Tarjeta de sonido 100% compatible con DirectX 9.0c
  • - Espacio libre en disco duro de al menos 1.5GB
  • - Conexión a Internet para todas las partidas multijugador

Para más información tras la descarga consulta la página del .

Conclusión

Call of Duty World at War es uno de esos juegos difíciles de creer. Tras varios años innovando, parece que Activision se ha plantado y la saga comienza a flaquear. Sí, sigue teniendo un gran nombre y el producto final es bastante resultón y entretenido, pero poco a poco se nota una decadencia en la saga, que (si no se remedia) terminará uniéndose a la lista de franquicias poco innovadoras que terminaron desapareciendo en el limbo de los juegos. Recomendado si es tu primer acercamiento a los FPS (porque no encontrarás nada mejor en el mercado actual) o si eres un fan acérrimo de la saga COD. Si no estás en ninguna de las dos anteriores descripciones…unámonos para que Activision continúe con la línea Modern Warfare.

Ventajas
  • Totalmente enfocado a modo multijugador
  • Increíble ambientación. En muchos casos nos encontraremos viviendo historias en campos de batalla reales
  • El modo cooperativo es de lo mejorcito visto en juegos de este tipo
  • Han sabido aprovechar las virtudes de su predecesor
  • La fase final con zombies es un buen cierre
Desventajas
  • El argumento comienza a estar demasiado manido
  • Muchas veces tendremos la sensación de haber jugado al título con anterioridad
  • Es prácticamente el mismo juego que Modern Warfare en cuestión de jugabilidad y gráficos